Todos sabemos la tarea tan complicada que realiza un intérprete: transmite un mensaje de un idioma a otro idioma de forma oral. Sin embargo, pocos conocen qué hace un intérprete en un día de trabajo. Por ello, no te pierdas ningún detalle de su día a día…

Días previos a la interpretación…

Cuando un intérprete recibe una llamada/e-mail para proponerle una interpretación, debe pensar si aceptarlo o no, dependiendo del tiempo que disponga y de su conocimiento sobre el tema. Si decide aceptar, así es como sería el día a día de un intérprete

Un intérprete no solo trabaja el día de la interpretación: antes de interpretar, el intérprete recibe el tema del que se va a hablar en la conferencia. Cuando sabe sobre qué va a ir la conferencia, el intérprete debe realizar lo siguiente:

  • Documentarse sobre el tema
  • Búsquedas de la terminología específica
  • Hacer glosarios terminológicos
  • Estudiar el tema en cuestión
  • (…)

Tiene que saber perfectamente todo acerca de lo que se va a hablar, tanto en un idioma como en otro… ¿Trabajo duro, verdad? Por todo ello, el intérprete trabaja con mucha antelación para que todo salga perfecto.

Día anterior a la interpretación…

Después de todo el camino que ha recorrido el intérprete (intensas horas de estudio, terminología…), mañana es el gran día. Toca dejar listo los últimos detalles, últimos preparativos y a descansar para estar activos y muy atentos a todo lo que se diga en la conferencia.

Antes de interpretar…

Suena el despertador: ¡Ring! Hora de ponerse manos a la obra… Hay que estar más que presentables para la interpretación. Recuerda que un intérprete trabaja frente al público por lo que tener una buena imagen es muy importante.

Normalmente, los intérpretes se ponen al día de las últimas noticias porque nunca se sabe si el orador va a comentar algún dato o noticia de última hora que guarda estrecha relación con el tema de la conferencia. Leer el periódico, ver las noticias o escuchar la radio por la mañana es el pan de cada día de los intérpretes antes de una interpretación.

Una vez que están preparados y se han informado sobre las noticias de última hora, es hora de preparar y coger todo lo necesario.

Hora de llegar al lugar donde va a tener lugar la conferencia. El intérprete debe asegurarse de no perderse y, por supuesto, llegar a tiempo. A nadie le gusta llegar tarde a su trabajo y, por supuesto, al intérprete tampoco.

Cuando llegamos al sitio donde va a tener lugar la conferencia, es hora de saludar a los demás y, seguidamente, los intérpretes tienen que buscar la cabina de interpretación y al técnico. Es fundamental que sepa cómo manejar la cabina donde va a trabajar y comprobar que todo funcione correctamente.

¿Preparados? ¿Listos? ¡Ya!

¡Hora de ponerse manos a la obra! Pero antes de empezar a interpretar, el intérprete se relaja y se concentra… ¡La concentración y la tranquilidad son sus mejores aliados!

En el caso de la interpretación simultánea, el intérprete va escuchando al orador y va interpretando al mismo tiempo al otro idioma.

En el caso de la interpretación consecutiva, el orador empieza hablar y el intérprete, desde su cabina de trabajo, va escuchando todo lo que dice el orador sin perder detalle y tomando notas para luego interpretar.

En el caso de las interpretaciones consecutivas, los intérpretes suelen tener un descanso antes de la interpretación para relajarse un poco, hablar con el orador, hacer alguna pregunta si fuera necesario y preparar la interpretación. Por último, el intérprete debe transmitir el mensaje del orador a sus interlocutores de una manera clara y sin errores.

Y tú, ¿cómo te imaginabas el trabajo de un intérprete?

Ya conoces el trabajo tan duro y difícil que tienen que hacer los intérpretes. Son, sin lugar a dudas, unos auténticos trabajadores.

Rate this post

Posted by Amparo Miravet

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *