Si eres un amante de las series extranjeras, no será la primera vez que has escuchado esta palabra. Sin embargo, para aquellas personas que no saben nada sobre el fansubs, veamos de qué se trata…

¿Qué es el fansubs?

La palabra fansubs es la contracción de dos palabras inglesas: fan y subtitle. Literalmente, esto se traduciría como subtitulado por aficionados. Este término hace referencia a la gente aficionada que, sin ánimo de lucro, se dedican a subtitular series para que luego la gente pueda verla con subtítulos en su lengua materna.

La pregunta que me gustaría lanzar ahora es la siguiente: si existen los fansubs, ¿por qué hay traductores que se dedican profesionalmente a la subtitulación? Quizás la pregunta sea fácil de contestar, pero si aún no sabes por qué, aquí te lo explicamos.

¿Fansubs o subtitulación profesional?

La subtitulación profesional es una rama de la traducción audiovisual. De hecho, hay muchos traductores que se dedican a la subtitulación a pesar de las dificultades y complejidades que presenta este tipo de traducción.

¿Por qué es tan difícil la subtitulación? Esta rama de la traducción presenta numerosas restricciones, reglas, expresiones típicas de la cultura que los traductores deben cumplir y tener muy en cuenta: restricciones en cuanto al número de caracteres, expresiones de la jerga popular, humor, sincronización de la imagen y los subtítulos… ¿Fácil? No, no lo es. De hecho, es una labor muy complicada que no puede hacer o, mejor dicho, no debería hacer cualquiera. ¿Quién mejor que un profesional?

¿Por qué elegir una subtitulación profesional?

Para llevar a cabo la subtitulación, hay que cumplir con una serie de normas que solo conocen aquellos que han recibido instrucción formal. Los fansubs pueden hacer traducciones muy buenas, pero quizás no conocen todo lo que hay que tener en cuenta para hacer esta bonita, pero compleja tarea:

  1. Una de las normas por excelencia en la subtitulación es la restricción de caracteres: Cada subtítulo puede tener un número máximo de caracteres y los traductores tienen que recurrir a las técnicas necesarias para no pasarse del límite establecido. Esto no es una manía, al contrario, la restricción de caracteres tiene como objetivo que el que vea la serie o película lo lea sin problemas y sin perder el hilo de la historia.

Los fansubs no suelen tener en cuenta la limitación de caracteres, por lo tanto, una persona no es capaz, normalmente, de leer todo lo que está escrito en los subtítulos realizados por ellos.

  1. Muy ligada a esta norma, están las limitaciones de tiempo. Los traductores profesionales saben que los subtítulos tienen que durar un tiempo limitado. Esto se hace para que los espectadores tengan tiempo de leer o para cumplir con las demás normas.

  2. Los subtítulos tiene que empezar justamente cuando el personaje empieza a hablar. Esta es otra de las reglas que los fansubs no suelen tener en cuenta.

  3. Cuando leemos, nos gusta que las frases estén completas y no que se queden a medias. No podemos cortar las oraciones a nuestro antojo; esto es lo que se conoce como normas de segmentación. No nos gustaría leer “me llamo” y tener que esperar al siguiente subtítulo para ver “Pedro”.

Y a ti, ¿te gustaría ver subtítulos correctos?

Aunque podamos encontrar aficionados que hacen traducciones excepcionales, los únicos subtítulos adecuados son los que realizan los profesionales. Como a cualquier profesional, a los traductores no nos gusta que nuestro trabajo lo haga cualquiera porque no es una tarea fácil y queremos que nuestro trabajo siempre sea perfecto.

Rate this post

Posted by Leticia Soler

2 Comments

  1. ¡Hola Leticia! Muy buena la nota. Soy traductor y coincido plenamente en todo lo que dices. Te quería consultar lo siguiente: ¿Cómo puedo hacer para ingresar al mercado de subtitulado de series de anime como traductor profesional y que me paguen por mis servicios? ya que la mayor parte del subtitulado de estas series los realizan los fans como traductores voluntarios sin los conocimientos necesarios y con una mala calidad de traducción.

    Responder

    1. Hola, David,

      Como nos comentas, el anime audiovisual es uno de los ámbitos que más ha sufrido la intrusión laboral debido a los fansubs realizados por amateurs que no tienen la calidad de un traductor profesional.
      Si lo que quieres es adentrarte de manera profesional en la traducción anime, te recomendamos que visites y te pongas en contacto con agencias de traducción profesionales especializadas en anime (¡requiere un poco de investigación online para encontrarlas, pero sí existen!) o de editoriales que ofrecen becas para comenzar a trabajar con ellos.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un saludo.

      Responder

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *