LA LOCALIZACIÓN: seguro que has oído hablar de ella pero… ¿sabes a qué se refiere?

La localización en traducción, o como se denomina en el sector, la l10n, es el proceso de traducción, adaptación y ajuste de los textos que podemos encontrar en videojuegos, páginas webs, blogs y muchos otros productos.

¿QUÉ ES?

La localización en traducción, o como se denomina en el sector, la l10n, es el proceso de traducción, adaptación y ajuste de los textos que podemos encontrar en videojuegos, páginas webs, blogs y muchos otros productos. Es una actividad que forma parte de la traducción pero que a su vez va más allá.

Las características de cada proyecto o el uso de una plataforma de soporte de la información designan unas directrices propias además de la adecuación a la cultura de destino que se deberá tener presente. Nuestro objetivo como profesionales del lenguaje es adaptar el contenido al nuevo mercado al que se dirige y asegurar, de esta manera, la experiencia positiva del usuario desde el plano lingüístico.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA LA LOCALIZACIÓN DE LA TRADUCCIÓN?

Mientras que la traducción se centra en expresar en otro idioma lo que se ha escrito en un idioma fuente; la localización, en sentido global, es el conjunto de diferentes procesos entre los que se encuentra la traducción. En otras palabras, la traducción es parte de la localización, y actúa como un puente entre las diferentes culturas que van a recibir un mismo producto.

¿POR QUÉ LOCALIZAR?

La localización es una herramienta que permite llegar al público y a los mercados de cada país, permitiendo así la difusión de contenidos y la expansión del comercio de forma mundial, adaptando el mensaje y el producto a cada zona de distribución.

LA LOCALIZACIÓN EN VIDEOJUEGOS

En esta “sección” se incluyen tanto los videojuegos como las aplicaciones o cualquier producto digital, ya que el objetivo es adaptar dicho producto a un mercado nuevo y distinto al mercado en el que se diseñó.

Centrándonos en los videojuegos, el objetivo no es traducir simplemente la parte del menú, los diálogos de los personajes o simplemente el texto que aparece en pantalla, sino que se comprenda y llegue a cualquier aficionado en todo el mundo, ya que cada país y cada cultura es diferente y tienen diferentes necesidades.

A la hora de decidir localizar un videojuego hay que tener presente los dos aspectos más importantes de la localización en este sector:

  1. La localización técnica (adaptación del software y de la programación)
  2. La localización cultural y lingüística (traducción/adaptación de título, nombres, instrucciones, etc.)

Para este último aspecto hay que tener muy en cuenta que, a la hora de hacer un encargo de localización, hay que “presentarle” el videojuego al traductor. Debemos facilitarle al traductor el contexto, el espacio determinado y un glosario específico si se dispone de él. Se deben estructurar unas pautas e instrucciones necesarias por parte del cliente para poder obtener el mejor resultado y para que la localización tenga el éxito deseado. Este proceso se debe al hecho de que el mundo de los videojuegos es un “reino” que posee sus propias reglas. Los creadores que conciben un videojuego tienen las ideas claras sobre lo que han imaginado y sobre cómo lo quieren transmitir, y para que este imaginativo sea vehiculado en otro idioma debemos abrir este escenario a los traductores que nos ayudarán a hacerlo llegar a otros países y a nuevos usuarios de la mejor manera, ofreciendo los matices de la localización lingüística que sean necesarios. 

En BigTranslation trabajamos con traductores nativos que cuentan con experiencia en el sector y que ofrecen el mejor servicio.

Si necesitas más información o un presupuesto para tu proyecto, puedes ponerte en contacto con nosotras sin ningún tipo de compromiso; te ofreceremos atención personalizada.

5 (100%) 1 vote