Más del 80 % de nuestro equipo son mujeres

Este 8 de marzo, día internacional de la mujer, queríamos compartir una parte más humana y cercana de nuestro equipo.

¿Quiénes nos han inspirado? ¿Quiénes son nuestros referentes?

¿Cómo es trabajar en un equipo dónde más de 80% somos mujeres?

Deja que te lo expliquemos…

 

Lumi Pérez, Project manager

Un referente de mujer trabajadora para mí es aquella que mira por los demás, por el bien de sus compañeros y que siempre está dispuesta a ayudar y a luchar por los derechos de sus trabajadores.

Una dinámica de equipo ideal es aquella en la que se reparten las tareas por igual entre todos los participantes, sin darle más o menos protagonismo a una persona solo por ser hombre o mujer, y eso es lo que hacemos en BigTranslation. Todo nuestro equipo tiene la misma importancia, y es por eso por lo que nuestra dinámica de trabajo en equipo fluye de forma productiva.
La presencia de mujeres en puestos de dirección y que sean mujeres las que funden sus propias compañías es algo muy importante y que tiene una repercusión muy positiva, ya que esto rompería con la barrera invisible que existe todavía y que impide que las mujeres alcancen puestos superiores.

 

Adela Ferenczik, Key Account Manager

 

Mi inspiración en cuanto a una figura de mujer es, por supuesto, mi madre, que, a pesar de los tiempos del comunismo (en Rumanía), mostró su valentía de poner fin a una vida de violencia doméstica, quedándose con dos niñas de 2 y 4 años y trabajando duro cada día para salir adelante. Una mujer célebre que marcó mi infancia es Nadia Comaneci: el primer 10 de la historia, conseguido con mucho trabajo, constancia y perseverancia —valores que intento aplicar humildemente en todos los ámbitos de mi vida.
En mi equipo de trabajo la mayoría somos mujeres y creo que esto nos ayuda a entendernos mejor, a tener empatía y a trabajar en un ambiente creativo donde siempre se aprende algo nuevo.
Aunque diferentes a nivel fisiológico, creo firmemente en la igualdad entre los hombres y las mujeres, que es la base de una sociedad sana. Considero que los altos cargos se tienen que conseguir por ambos sexos con un trabajo de fondo minucioso y demostrando las cualidades que son necesarias para empeñar dichos trabajos, con independencia del género de la persona que aplica. Pero si todavía, hoy en día, a alguien le queda la duda de si una mujer sería una buen líder, solo haría falta pensar en Angela Merkel, Christine Lagarde, Kamala Harris, o Ana Botín, entre muchas otras

 

María José Esparcia, Business Developer

He tenido la suerte de crecer rodeada de grandes mujeres trabajadoras, madres y excelentes personas. A nivel personal, mis referentes son y han sido mi madre y mis abuelas. Mujeres que pasaron una guerra y una posguerra, que criaron a sus hijos sin grandes carencias y con la fortaleza de trabajar a diario sin descanso siempre con la sonrisa en la cara. Ante eso, el espíritu de lucha y sacrificio de mis mujeres referentes supera a cualquier heroína del momento. A nivel general, el papel de cualquier mujer que luche o haya luchado por mejorar cualquier aspecto en pro de la humanidad y del desarrollo, son dignas de mi admiración absoluta.

Me encanta trabajar los brainstormings, técnicas grupales… y disfruto mucho de los workshops. Creo que se crea un ambiente perfecto, muy motivador para el desarrollo y mejora de diferentes iniciativas y acciones, tanto a nivel profesional como personal.

Durante mi experiencia profesional he estado principalmente en entornos de trabajo liderados por mujeres: directoras de oficinas de banca, directoras de instituciones públicas, gerentes/CEOs de pequeñas y medianas empresas, etc. y destacaría como característica común a todas ellas la tenacidad, constancia y alto grado de inteligencia emocional con la que desempeñan sus cargos directivos, sin jerarquías y con niveles de involucración máxima en todas las áreas. Valores, entiendo, comunes a cualquier género pero que, en mi opinión, hacen del liderazgo femenino una ventaja competitiva.

 

Andrea Bazán, Project manager

A lo largo de mi vida he admirado a varias mujeres que me han marcado de manera significativa. Gracias a Nichelle Nichols me animé a estudiar traducción; Jane Goodall me inspiró con su amor por los animales… La lista es infinita…

Pero las dos más importantes son mi madre y mi hermana. Con su ejemplo y su apoyo me han demostrado que ‘imposibles’ hay pocos si pongo todo mi empeño en ello. Me han enseñado a valorar mi trabajo y mis acciones. Tengo la enorme fortuna de que las mujeres de mi vida sean tan buenos ejemplos de autosuperación y comprensión y que no esperen menos de mí.

En nuestro equipo somos todos iguales, nos apoyamos los unos en los otros y hacemos de nuestro ambiente de trabajo algo único que no había experimentado en ninguna otra empresa.

Nuestro equipo está formado por profesionales muy capaces que reconocen las habilidades y valores de cada uno de sus compañeros. Apoyando a quien lo necesita, el compañerismo tiene un nuevo significado en BigTranslation.

5 (100%) 1 vote