La traducción humanitaria

Hoy día 19 de agosto es el día mundial de la Asistencia Humanitaria. 

Para celebrar este día y acercar un poco más lo que es ser traductor humanitario, le hemos pedido a Luccia Haughton, una de nuestras traductoras, que además colabora con organizaciones sin ánimo de lucro, que nos  responda a algunas preguntas sobre esta labor. 

¿Cuál fue tu motivación para dedicarte a la traducción y/o interpretación humanitaria?

Empecé mi carrera como traductora a los 20 años y antes tenía una experiencia reducida en este campo. Decidí que el trabajo voluntario sería la forma más rápida de adquirir una valiosa experiencia y aprender algo nuevo al mismo tiempo. Después de investigar un poco, encontré una organización increíble que ofrecía servicios de traducción gratuitos a los necesitados y estuvieron encantados de aceptarme en su equipo.

¿Qué tipo de entrenamiento o conocimientos son necesarios?

Para el tipo de traducciones en las que trabajaba, no hacía falta mucha formación. MondoAgit, la organización con la que colaboro solo espera que entregues la mejor traducción posible. Por supuesto, también colaboran con intérpretes, que necesitan cierto don de gentes para trabajar con los afectados por sucesos catastróficos. ¡Una base sólida de empatía y amor es todo lo que necesitas para empezar a ayudar!

 

El traductor y/o intérprete humanitario hace de traductor y/o intérprete, mediador y a veces hasta de apoyo psicológico. ¿Qué consejos darías a alguien que quiere empezar en este sector?

Como he mencionado antes, es vital ser capaz de empatizar. Cuando trabajas en el sector del voluntariado, es probable que conozcas a personas de todas las partes del mundo, con historias de vida muy diferentes. Algunas de estas historias son difíciles de entender cuando has estado «protegido» toda tu vida por los muros europeos. Es importante mantener la mente abierta, escuchar bien y ofrecer apoyo cuando sea necesario.

 

¿Recomendarías esta actividad de traducción/interpretación a tus colegas de profesión?

Recomendaría este trabajo voluntario a cualquier traductor, pero sobre todo recomendaría el trabajo voluntario a cualquier persona en general. No sólo es una oportunidad para adquirir una gran experiencia, el voluntariado también ayuda a contrarrestar los efectos del estrés, la ira y la ansiedad. El aspecto del contacto social de ayudar y trabajar con otros puede tener un profundo efecto en tu bienestar psicológico general. Nada alivia mejor el estrés que una conexión significativa con otra persona. Puedes mejorar tu propio bienestar sin dejar de ayudar a una persona necesitada.

 

¿Con qué situación o situaciones comprometidas te has encontrado, culturalmente hablando?

Mi trabajo para estas ONGs consiste principalmente en traducir textos para otras ONGs de forma gratuita. He trabajado en artículos, páginas web, anuncios, etc. Por desgracia, aún no he tenido la oportunidad de participar activamente en este tipo de situaciones personalmente.

 

¿Consideras que es complicado entrar en el mundo laboral cuando eres traductor y/o intérprete humanitario o, por el contrario, hacen falta más perfiles así?

Por experiencia personal, no creo que sea difícil iniciarse en este campo. Sin embargo, es difícil encontrar ONGs y otras organizaciones con las que puedas relacionarte. Es muy importante que investigues lo suficiente sobre una organización para asegurarte de que los objetivos que tienen son realmente algo que están convirtiendo en realidad. Es una triste verdad que hay sitios web de estafa que quieren un servicio gratuito, tu dinero o simplemente tus datos. ¡Así que ten cuidado! Sin embargo, nunca hay suficientes traductores humanitarios. Todos los días vemos en las noticias sucesos horribles, y todos los días necesitamos traductores e intérpretes en primera línea de estos sucesos para ayudar a las personas necesitadas. Mientras haya seres humanos en este planeta, necesitaremos traductores humanitarios.

¿Has trabajado en otras ocasiones en otra rama de la traducción? ¿Es igual de gratificante?

Soy una persona a la que le encanta ayudar y ver a la gente alcanzar sus sueños. Cuando no estoy haciendo trabajo voluntario, traduzco libros. Disfruto ayudando a los autores a cumplir sus sueños y a que sus libros alcancen nuevas cotas. La auto publicación es un área difícil y estoy aquí para ayudar a estos nuevos autores a navegar por este terreno traicionero. Lo que más me gusta de este trabajo es saber que he contribuido a hacer realidad el sueño de alguien y eso es tan gratificante como mi trabajo voluntario.

 

Desde BigTranslation queremos agradecerle a Luccia su extraordinaria labor y su gran empatía. Nos encanta tener a gente así entre nuestros traductores. Siempre es un placer contar con ella y le damos las gracias por haber colaborado con nosotros tanto tiempo. 

¡Por muchos años más!

5 (100%) 1 vote