Oportunidades y ventajas de la traducción en e-commerce

Cada día un millón de usuarios nuevos se adentran en Internet por primera vez. La multiculturalidad de este fenómeno ha relevado al inglés de su estatus como «idioma de facto» en Internet.

Cada día un millón de usuarios nuevos se adentran en Internet por primera vez. La multiculturalidad de este fenómeno ha relevado al inglés de su estatus como «idioma de facto» en Internet. El acercamiento al usuario a través de su idioma nativo se va vuelto un requisito indispensable para cualquier e-commerce que desee una conexión satisfactoria con su potencial cliente.

Parece lógico que, para acercar un e-commerce a un conjunto de usuarios de un idioma determinado, lo más adecuado sea encargar la tarea a un traductor nativo. Sin embargo, muchas marcas y tiendas se han lanzado a la traducción automática, aun sabiendo la calidad resultante de este proceso.

Entre las consecuencias más graves de la traducción automática en un e-commerce, podemos encontrar:

  • Falsos sentidos que generan dudas en las descripciones y nombres de productos.
  • Errores peligrosos en contenido legal y de seguridad.
  • Desconfianza hacia la marca, dada la pobre construcción del texto. 
  • Usuarios con una experiencia negativa tras la compra.

Se podría decir que la traducción automática convierte en una desventaja a lo que, en principio, debería ampliar el tráfico en la web y las ventas en el ámbito internacional. Además, debemos tener en cuenta la importancia de la traducción del contenido en términos de SEO, esto atrae la confianza de los usuarios.

Tanto la traducción como la localización del contenido para e-commerce es una tarea obligatoria que toda marca, que desee crecer, debe afrontar. En datos del Observatorio nacional de Telecomunicaciones y la sociedad de la información (ONTSI):

  • En España, los compradores online superan los 15 millones de usuarios.
  • China es el mercado con un crecimiento más rápido.
  • El título más grande recae sobre Estados Unidos
  • Japón concentra el 10% de las compras.
  • Estados Unidos y el oeste de Europa en conjunto representan el 60% de las compras online. 

Utilizar una traducción automática para el contenido de un e-commerce, que incluye textos técnicos, legales y catálogos, no es la opción acertada. 

Nuestra recomendación desde BigTranslation es el uso de una traducción realizada por traductores nativos. Solo un nativo puede traducir y localizar el texto de forma adecuada para los usuarios de cada idioma. ¿Estás pensando en internacionalizar tu e-commerce?

¿A qué idiomas quieres traducir? Calcula ahora tu presupuesto

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *